Andalucía, ¿Nuevo destino para los profesionales digitales?

Iñigo Pedrueza

Andalucía, Destino digital.

Andalucía es una de las regiones españolas más atractivas para los profesionales digitales de todo el mundo. Sus alicientes innatos necesitan, sin embargo, el impulso de planes activos adaptados a las personas que quieren cambiar de residencia.

Andalucía, ¿Nuevo destino para los profesionales digitales?.Andalucía presenta alicientes de innegable atractividad. España pertenece a la Unión Europea y goza de altos estándares de calidad de vida, riqueza y seguridad a nivel mundial. Además, Andalucía posee una geografía diversa con muchas zonas de gran belleza natural. Su clima es muy agradable, comparándolo con el del muchos países del centro y norte de Europa, sus comunicaciones excelentes por carretera, tren y avión.

Ciudades como Málaga y Sevilla se encuentran entre las principales del país, Córdoba, Granada, Cádiz, Jerez, Huelva, Almería y Jaén son ciudades de tamaño medio, muy atractivas para personas que vengan de grandes urbes. Y lo mismo pasa con numerosas zonas rurales como la Axarquía y las Sierras de la provincia de Málaga; la Almanzora, en Almería; la Alpujarra de Almería y de Granada, la comarca de Guadix; la zona de Ubeda, Baeza, Linares, Sierra Mágina y la Sierra Sur de Jaén; la Subbética Cordobesa; la comarca suroriental de Sevilla, con Osuna, Utrera y Écija; la Sierra Norte de Sevilla; la Sierra de Aracena y Picos de Aroche, y la costa onubense; Cadiz y su litoral, las comarcas de Grazalema y los Alcornocales… Una infinidad de destinos posibles, diferentes, adaptables a muchos profesionales y muchas perspectivas de vida y de negocio.

La Unión Europea es un actor fundamental para el desarrollo digital. Los programas Leader aportan fondos para innumerables proyectos en ámbito rural y en poblaciones pequeñas.

Andalucía se presenta de manera natural como destino digital, sin embargo todos estos alicientes son factores pasivos, dados, a priori. Factores con los que es una suerte contar pero que no, necesariamente, van a concretar un proceso de atractividad sostenible y duradero. Los resultados de España en cuanto a la atractividad digital son bastante medios, a diferencia de otros destinos como Suecia, Finlandia, Eslovenia o Estonia. Las ventajas pasivas de España, que se concretan en Andalucía deben aprovecharse con políticas activas más intensas y coordinadas. Por todo ello, en estos meses nos dedicaremos a recorrer algunas de estas zonas observando qué tipo de programas activos existen o están desarrollándose. Comprobaremos los pros y contras que existen a nivel práctico, viviendo y trabajando durante algunas semanas en algunas zonas. Si están pensando en escoger Andalucía como destino para instalarse junto con sus proyectos digitales, les ayudaremos con dos objetivos principales:

  • colaborar con instituciones y empresas en la mejoría de la atractividad.
  • ofrecer a nuestros lectores, las mejores pistas y los mejores consejos.

Primera parada: La Subbética Cordobesa.

Almedinilla uno de los atractivos pueblos de la Subbética Cordobesa… una de las numerosas y atractivas comarcas andaluzas.

Comenzamos nuestro descubrimiento de la Andalucía que atrae a los profesionales digitales en la comarca de la Subbética, el centro geográfico de Andalucía. La Subbética cordobesa es una comarca bien comunicada. Próxima a varios aeropuertos con conexiones internacionales en Málaga, Sevilla y Granada. Línea de AVE en varios puntos cercanos que llevan a Madrid y Barcelona. Excelentes carreteras, una geografía repleta de pueblos agradables y una naturaleza sorprendente. Asociaciones y proyectos muy interesante en el sector agrario y turístico. Todo ello hace de la Subbética una zona interesante para instalarse.

Sin olvidar estos elementos pasivos: clima, comunicaciones, calidad y coste de vida, seguridad etc, nuestro análisis incidirá sobre todo en los factores que son clave para que un profesional digital se establezca en un lugar o en otro:

– Calidad de Internet.

– Análisis de los servicios postales, sanitarios, educativos.

– Existencia o no de planes de asesoramiento fiscal, administrativo y burocrático para quien desee instalarse en la zona.

– Alojamiento y servicios relacionados con la vivienda.

– Servicios para las familias y niños.

– Aspectos logísticos, servicios e infraestructuras para profesionales/nómadas digitales.

– Ambiente de emprendimiento y entorno social.

– Receptividad y facilidades de integración.

En nuestro próximo artículo analizaremos los pros y los contras de todos estos factores activos de atractividad y su estado.

Andalucía: destino digital.Una oportunidad que beneficia a todos.

Málaga y Sevilla ya son dos importantes polos industriales y digitales. Muchas otras zonas de Andalucía pueden convertirse en mini polos digitales.

La situación actual con la pandemia y los cambios provocados por el COVID ha acelerado una tendencia que ya se venía observando. Se trata de la revalorización de los entornos rurales y el aprecio por las ciudades más pequeñas. Los avances tecnológicos, el teletrabajo, la llegada del 5G abrían muchas posibilidades para el desarrollo de las profesiones digitales, en ámbitos anteriormente vedados. Hace más de una década que se observa un progresivo transvase de capital humano e intelectual desde las metrópolis y los polos tecnológicos, hacia zonas rurales y ciudades medias. Muchos profesionales y sus familias cambiaban, o pensaban en cambiar de lugar de residencia en búsqueda de calidad de vida, menor coste de la vida y mayor contacto con la naturaleza.

Los frenos habían sido la falta de flexibilidad laboral, las comunicaciones y los cuellos de botella digitales. La generalización de internet de calidad, el desarrollo de la venta online y el creciente empuje del comercio y la agricultura local, han creado un crisol donde lo global y lo local pueden fundirse de manera más armoniosa. Por el momento las tendencias son aún brotes verdes que veremos si se consolidan y fructifican.

La Pandemia y el COVID como oportunidad.

Sin embargo, el COVID 19 y el confinamiento han bloqueado a cientos de millones de personas en minúsculos apartamentos de grandes urbes. Mucho tiempo para pensar en la profunda brecha económica, pero también en formas de vida diferentes. El COVID ha terminado de convencer a muchos profesionales digitales a los que les rondaba la idea de cambiar de lugar de residencia. ¿Dónde, cómo, cuando, de qué manera? Esas son las preguntas que se hacen miles de profesionales digitales que quieren cambiar de ubicación.

Desde Attracting Digital Talent nos esforzamos en mostrar las posibilidades, ventajas y atractivos de cambiar de lugar de residencia, y también de atraer a esas personas que desean hacerlo. Los proyectos empresariales y económicos en los que ya trabajan esas personas pueden desplazarse de manera relativamente fácil, a poco que reciban el apoyo necesario para instalarse en un nuevo destino. Esa es la clave para beneficiarse de su capital intelectual, económico. Junto a sus impuestos, llegará su consumo, sus ideas y su visión global. Todo ello constituye un capital socioeconómico capaz de catalizar proyectos locales, generar sinergias y favorecer el bienestar de esas zonas de acogida.

Como hemos repetido muchas veces, estos profesionales digitales no necesitan reducciones fiscales ni grandes créditos. Sus proyectos no son embriones, son realidades estables y funcionales económicamente. Lo que necesitan es apoyo logístico, un contexto emprendedor, actitudes abiertas y receptivas, empatía. Todos estos elementos exigen más trabajo y coordinación que fondos. Por otro lado, atraer a profesionales digitales de otras regiones o países sirve para posibilitar y fundamentar el desarrollo local. Servicios públicos necesarios para emprendedores y profesionales como son Correos, escuelas o centros de salud, permiten a todos los habitantes, a todos los ciudadanos, vivir en un lugar y ejercer nuevas actividades económicas. Consolidar el poblamiento tiene que hacerse mejorando la calidad de vida de todas las persona que viven y vivirán en una zona.

Attracción digital, un ejemplo de política transversal y consensual.

Comares, en la Axarquía malagueña. Otra zona potencialmente muy atractiva para emprendedores, nómadas y profesionales digitales

Los proyectos de atractividad deben ser proyectos transversales que permeen toda la zona de aplicación de la misma. La atractividad digital no está separada del desarrollo de agricultura y ganadería, más ecológica y más sostenible, económica y humanamente. Y lo mismo se aplica a los planes de desarrollo industrial, a la educación, la sanidad, el urbanismo o los transportes…

Esa es su gran dificultad y su mejor virtud: el constituir un elemento más de las políticas públicas de desarrollo. Incentivar la instalación de profesionales digitales favorece el desarrollo social y limita los efectos del despoblamiento. El consenso político y social es casi obligatorio ya que se trata de políticas estructurales que deben aplicarse durante años. La discrepancia es tan necesaria como lo es el consenso y la responsabilidad más allá de querellas partidistas. El objetivo es siempre promover el bien común y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. La sostenibilidad económica y ecológica, que van de la mano, no lo olvidemos, forman parte de ese objetivo, ya que todos ellos reunidos afianzan y refuerzan el consenso.

La atractividad digital es un elemento más que puede promover un desarrollo más humano y sólido, con el acicate de poder mostrar su eficacia a corto plazo sin necesidad de grandes inversiones económicas. Sólo exige responsabilidad, colaboración y mucho trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *